Grupo Zero Waste Energy ha procedido a la implementación de un Modelo de Prevención de Delitos de conformidad con lo establecido en el artículo 31 bis del Código Penal.

Con la implementación de dicho Modelo, Grupo Zero Waste Energy ha creado una estructura interna para la prevención de la comisión de delitos, muestra de su compromiso con una cultura empresarial basada en la ética, transparencia y el cumplimiento normativo. A tal fin, se han creado distintas políticas internas, destacando, entre otras, el Canal Ético y el Código Ético, los cuales se encuentran a disposición de todos nuestros stakeholders.

1. ÓRGANO DE COMPLIANCE.

Se ha procedido a la creación de un Órgano de Compliance encargado de velar por la coordinación y supervisión del funcionamiento y cumplimiento del Modelo de Prevención de Delitos implementado.

2. CANAL ÉTICO.

Grupo Zero Waste Energy ha procedido a la creación de un Canal de Ético (https://grupozerowaste.canaletico.app/) como medida de control de alto nivel, con la finalidad de que cualquier miembro directo (administradores, empleados, profesionales y directivos) o cualquier tercero relacionado (colaboradores o proveedores) pueda comunicar cualquier indicio o sospecha de comisión de una conducta que pueda suponer:

  • Un incumplimiento de la normativa interna: políticas, protocolos, procedimientos, modelo de prevención y controles.
  • La comisión de hechos que no se adecuen a los principios éticos y a las buenas prácticas empresariales.
  • La comisión de hechos que pudieran ser delictivos.

Cualquier comunicación, será recibida por el Compliance Officer como órgano independiente de cumplimiento encargado de la gestión, vigilancia y supervisión del Modelo de prevención de delitos del grupo el cuál investigará y dará el curso correspondiente a la comunicación realizada.

3. CODIGO DE CONDUCTA

El Código of Conducta de Grupo Zero Waste Energy es el “alma de la empresa” ya que en el mismo se encuentran plasmados los principios y valores de nuestra organización. El Código de Conducta se rige bajo los más estrictos parámetros de ética, transparencia e integridad y deberán observarse como pautas de conducta en cualquier actividad que desarrolle la organización frente a cualquiera de sus stakeholders.